Ce site web utilise ses propres cookies et des cookies de tiers pour améliorer votre accessibilité, et personnaliser et collecter des informations statistiques sur votre navigation. OK
personCréer un compte
Réservation par téléphone
+34 972 600 034

Un fin de semana fabuloso en el Triángulo de Oro de la Costa Brava

Son las 9 de la mañana y me despierta la alarma del móvil. Medio abro los ojos y confirmo que hoy también hace sol. Los primeros rayos ya entran por la ventana de la habitación. Me doy prisa a abrir la ventana y respiro profundamente intentando captar al máximo la esencia de agua salada y pinos. No sólo estoy en la Costa Brava, sino que me encuentro en uno de los lugares más selectos del país: ¡el Triángulo de Oro de la Costa Brava!

Después de un buen desayuno en el hotel, nos ponemos calzamos las botas y saltamos al camino de ronda que va de Calella a Llafranc. Nada como estirar las piernas por la mañana ahora que el sol todavía no aprieta.

El fin de semana comenzó aún mejor la noche anterior, con una cena en el Hotel - Restaurante El Far (el faro de San Sebastián). Un carpaccio de buey con foie y vinagreta de frutos secos delicioso. Aquella cena sólo podría mejorarse de una forma: quedándonos a dormir en el hotel y despertando al día siguiente con una de las mejores salidas del sol de este país. Pero esto tendrá que ser en otra ocasión.

 

Llegamos a Llafranc en unos escasos veinte minutos por un camino sencillo y muy agradable (eso sí, con algunas escaleras). Allí desayunamos a pie de playa y nos sentamos en la arena para hacer algo que nos encanta: ver la vida pasar. Después, compramos billetes para una excursión en barco por las calas de Llafranc y Tamariu con visita incluida a algunas de sus misteriosas grutas.

Hora de comer y momento de volver a Calella por el camino de ronda. Tomamos un bocado en uno de sus restaurantes de pescado fresco. Calella es un pueblo típicamente mediterráneo y lleno de encanto. Uno de los pueblos más bonitos de Cataluña, en mi opinión. Comemos a pie de playa de Port Pelegrí. Tienen rodaballo como pescado del día y la boca se nos hace agua.

Después de una siesta necesaria en la arena a orillas del mar, cogemos el coche hacia Pals. Encontramos muy buen ambiente y es un placer pasear por sus callejuelas adoquinadas, entrando y saliendo de las tiendas que vamos descubriendo por el camino.

Cenamos en Es Portal Hotel Gastronòmic, a las afueras de Pals. Hemos oído muy buenas recomendaciones y el menú degustación nos deja muy buen sabor de boca. ¡Un 10! Es Portal forma parte del colectivo gastronómico ampurdanés de la “Cuina de l'Empordanet”. Destaco la calidad del producto (de Km. 0), la preparación y la presentación a un nivel excelente.

 

Hemos terminado temprano y la noche es larga. Nos acercamos a Begur para hacer una copa. Las calles de Begur están llenas hasta los topes y tienen mucha personalidad. El Jardín de Can Marc es un lugar excelente para hacer una copa chillout con muy buenas vistas al castillo, iluminado de noche. Nosotros ya no subiremos, pero si pasas por Begur de día, no te lo pierdas

Al día siguiente el cielo nos regala otro día de sol. Cosas buenas de vivir en el Mediterráneo, ¿verdad?. Cogemos el coche y vamos a explorar las playas de Tamariu, Agua Xelida y Aiguablava. ¡Preciosas las tres! Hoy sopla un poco de viento pero estamos bien resguardados en la playa.

Se nota que estamos en el corazón de la Costa Brava; aquí cuesta más que nunca poner la toalla pero conseguimos hacernos un hueco y disfrutamos de las merecidas vistas. Agua de color azul turquesa y aquel paisaje tan mediterráneo y característico de la Costa Brava. ¡Fabuloso!

Desde Aiguablava decidimos hacer un tramo a pie por el camino de ronda para seguir viendo paisaje caminando entre pinos. Llegamos hasta Playa Fonda y volvemos atrás (una hora en total). Playa Fonda es una cala de piedras y de bastante profundidad. Para llegar hay que bajar un montón de escalones pero merece la pena.

Reservamos mesa en el restaurante del Hotel Aigua Blava donde podemos comer un menú de mediodía delicioso con primerísimas vistas al mar. Además, el hotel está a pie de camino de ronda y así no hay que desviarse mucho. Es uno de esos lugares con clientes de toda la vida, venidos de todas partes y que conocen a los camareros por su nombre

Con las fuerzas recuperadas, cogemos el coche para visitar Sa Tuna, un pequeño paraíso y sin duda uno de los rincones más bonitos de la Costa Brava. Es un pueblo de pescadores precioso con casitas blancas a pie de playa. Y precisamente en la orilla de la playa está el Hostal Sa Tuna, y nos lo apuntamos para la próxima escapada a la Costa Brava. De momento, nos sentamos en la terraza de su restaurante para hacer unos segundos postres y un café.

 

No queremos que se acabe el día. Lo alargamos haciendo una visita rápida a Aiguafreda, otra cala de colores turquesa y paisaje de postal.

El Triángulo de Oro de la Costa Brava es la línea imaginaria que une tres puntos en el mapa de la Costa Brava: Pals, Sa Tuna y Calella. Los tres y (sobre todo) todo lo que queda en medio es el paisaje más típico y conocido de la Costa Brava: acantilados llenos de vegetación que caen dentro de un mar azul, formando calas y calitas preciosas por toda la zona.

El sol cae y es hora de ir volviendo a casa. Ha sido un fin de semana fabuloso, en el que sin duda nosotros ¡hemos encontrado oro!

 

Nota al lector: esta historia no es ciencia ficción y toda semejanza con la realidad es muy buena coincidencia. La historia está basada en hechos reales. Si el lector quiere vivirlo en sus propias carnes, basta que pase un fin de semana en el triángulo de oro de la Costa Brava, alojado en cualquiera de los siguientes hoteles: Hostal Sa Tuna, Hotel Cluc, Hotel Clàssic Begur, Hotel Aigua Blava, Hotel Es Furió, Hotel - Restaurant El Far, Hotel Llafranch, Hotel Llevant, Hotel Terramar, Hotel Sant Roc, Hotel Alga, Hotel Garbí, Hotel Mas Salvi, Es Portal Hotel Gastronòmic, Hotel Restaurant Sa Punta, La Costa Golf & Beach Resort. ¡Buena estancia!

Créditos de las fotos: ale (aiguablava, portada), frodeturer (Llafranc), Jordi Marsol (cala foradada), Miquel Fabre (Calella), oscar & alexandra (Aiguablava), hans porochelt (Begur), eLjeProks (Sa Tuna).

Êtes-vous un blogger?

Voulez-vous devenir partenaire?

X
rejoindre Costa Brava Hotels
X
Commencer la session
Si vous n'avez pas de compte, vous pouvez créer un clic ici.
X
Récupérer le mot de passe
Nous avons reçu votre demande Si le compte fourni existe, nous vous renverrons un courrier électronique avec votre nouveau mot de passe.