This website uses first and third party cookies to improve usability and collect statistical data of your navigation on the site. By continuing to browse this site you accept the use of said cookies. For more information see our cookies policy. OK
personSign up
Booking call center
+34 972 600 034

A fabulous weekend in the Golden Triangle of the Costa Brava

Son las 9 de la mañana y me despierta la alarma del móvil. Medio abro los ojos y confirmo que hoy también hace sol. Los primeros rayos ya entran por la ventana de la habitación. Me doy prisa a abrir la ventana y respiro profundamente intentando captar al máximo la esencia de agua salada y pinos. No sólo estoy en la Costa Brava, sino que me encuentro en uno de los lugares más selectos del país: ¡el Triángulo de Oro de la Costa Brava!

Después de un buen desayuno en el hotel, nos ponemos calzamos las botas y saltamos al camino de ronda que va de Calella a Llafranc. Nada como estirar las piernas por la mañana ahora que el sol todavía no aprieta.

El fin de semana comenzó aún mejor la noche anterior, con una cena en el Hotel - Restaurante El Far (el faro de San Sebastián). Un carpaccio de buey con foie y vinagreta de frutos secos delicioso. Aquella cena sólo podría mejorarse de una forma: quedándonos a dormir en el hotel y despertando al día siguiente con una de las mejores salidas del sol de este país. Pero esto tendrá que ser en otra ocasión.

Llegamos a Llafranc en unos escasos veinte minutos por un camino sencillo y muy agradable (eso sí, con algunas escaleras). Allí desayunamos a pie de playa y nos sentamos en la arena para hacer algo que nos encanta: ver la vida pasar. Después, compramos billetes para una excursión en barco por las calas de Llafranc y Tamariu con visita incluida a algunas de sus misteriosas grutas.

Hora de comer y momento de volver a Calella por el camino de ronda. Tomamos un bocado en uno de sus restaurantes de pescado fresco. Calella es un pueblo típicamente mediterráneo y lleno de encanto. Uno de los pueblos más bonitos de Cataluña, en mi opinión. Comemos a pie de playa de Port Pelegrí. Tienen rodaballo como pescado del día y la boca se nos hace agua.

Después de una siesta necesaria en la arena a orillas del mar, cogemos el coche hacia Pals. Encontramos muy buen ambiente y es un placer pasear por sus callejuelas adoquinadas, entrando y saliendo de las tiendas que vamos descubriendo por el camino.

Cenamos en Es Portal Hotel Gastronòmic, a las afueras de Pals. Hemos oído muy buenas recomendaciones y el menú degustación nos deja muy buen sabor de boca. ¡Un 10! Es Portal forma parte del colectivo gastronómico ampurdanés de la “Cuina de l'Empordanet”. Destaco la calidad del producto (de Km. 0), la preparación y la presentación a un nivel excelente.

Hemos terminado temprano y la noche es larga. Nos acercamos a Begur para hacer una copa. Las calles de Begur están llenas hasta los topes y tienen mucha personalidad. El Jardín de Can Marc es un lugar excelente para hacer una copa chillout con muy buenas vistas al castillo, iluminado de noche. Nosotros ya no subiremos, pero si pasas por Begur de día, no te lo pierdas

Al día siguiente el cielo nos regala otro día de sol. Cosas buenas de vivir en el Mediterráneo, ¿verdad?. Cogemos el coche y vamos a explorar las playas de Tamariu, Agua Xelida y Aiguablava. ¡Preciosas las tres! Hoy sopla un poco de viento pero estamos bien resguardados en la playa.

Se nota que estamos en el corazón de la Costa Brava; aquí cuesta más que nunca poner la toalla pero conseguimos hacernos un hueco y disfrutamos de las merecidas vistas. Agua de color azul turquesa y aquel paisaje tan mediterráneo y característico de la Costa Brava. ¡Fabuloso!

Desde Aiguablava decidimos hacer un tramo a pie por el camino de ronda para seguir viendo paisaje caminando entre pinos. Llegamos hasta Playa Fonda y volvemos atrás (una hora en total). Playa Fonda es una cala de piedras y de bastante profundidad. Para llegar hay que bajar un montón de escalones pero merece la pena.

Reservamos mesa en el restaurante del Hotel Aigua Blava donde podemos comer un menú de mediodía delicioso con primerísimas vistas al mar. Además, el hotel está a pie de camino de ronda y así no hay que desviarse mucho. Es uno de esos lugares con clientes de toda la vida, venidos de todas partes y que conocen a los camareros por su nombre.

 

On the sea front, the Hotel Aigua Blava is situated in the welcoming crystal clear beaches of Fornells and Aiguablava. Its 80 fully equipped rooms are distributed in small buildings around magnificent gardens and the best views of the Mediterranean.

from €118

Con las fuerzas recuperadas, cogemos el coche para visitar Sa Tuna, un pequeño paraíso y sin duda uno de los rincones más bonitos de la Costa Brava. Es un pueblo de pescadores precioso con casitas blancas a pie de playa. Y precisamente en la orilla de la playa está el Hostal Sa Tuna, y nos lo apuntamos para la próxima escapada a la Costa Brava. De momento, nos sentamos en la terraza de su restaurante para hacer unos segundos postres y un café. 

No queremos que se acabe el día. Lo alargamos haciendo una visita rápida a Aiguafreda, otra cala de colores turquesa y paisaje de postal.

El Triángulo de Oro de la Costa Brava es la línea imaginaria que une tres puntos en el mapa de la Costa Brava: Pals, Sa Tuna y Calella. Los tres y (sobre todo) todo lo que queda en medio es el paisaje más típico y conocido de la Costa Brava: acantilados llenos de vegetación que caen dentro de un mar azul, formando calas y calitas preciosas por toda la zona.

El sol cae y es hora de ir volviendo a casa. Ha sido un fin de semana fabuloso, en el que sin duda nosotros ¡hemos encontrado oro!

 

Nota al lector: esta historia no es ciencia ficción y toda semejanza con la realidad es muy buena coincidencia. La historia está basada en hechos reales. Si el lector quiere vivirlo en sus propias carnes, basta que pase un fin de semana en el triángulo de oro de la Costa Brava, alojado en cualquiera de los siguientes hoteles: Hostal Sa Tuna, Hotel Cluc, Hotel Clàssic Begur, Hotel Aigua Blava, Hotel Es Furió, Hotel - Restaurant El Far, Hotel Llafranch, Hotel Llevant, Hotel Terramar, Hotel Sant Roc, Hotel Alga, Hotel Garbí, Hotel Mas Salvi, Es Portal Hotel Gastronòmic, Hotel Restaurant Sa Punta, La Costa Golf & Beach Resort. ¡Buena estancia!

 
 

The Hotel Llafranc, a family run establishment situated on the promenade facing the sea, with 28 fully equipped rooms, offers a wide range of top quality gourmet and traditional cuisine. It is open all year round and on its terrace bar, a unique and singular spot, a combination of many different atmospheres can be enjoyed.

from €92
 

Hotel Llevant is a beachfront hotel in the beautiful town of Llafranc, in the heart of Costa Brava. It is a hotel with sea views, founded in 1935, which offers its guests fine installations and a select cuisine which is recommended in the prestigious Gourmetour guide.

from €85
 

Terramar hotel, located in the core of the Costa Brava only ten meters from Llafranc bay, offers you an establishment where comfort is our priority. Our hotel, which is renewed every season, combines experience, youth and business background within a familiar and friendly atmosphere.

from €109
 

Guests at Hotel Sant Roc can not only enjoy an impressive view of the bays of Calella de Palafrugell from their terrace or stroll through the shady garden, but they can also enjoy direct access to the sea from the hotel. Or admire unbeatable views from the panoramic restaurant.

from €119
 

The Hotel Alga is located on the main street of Calella de Palafrugell, 200 metres from the beach, and has 59 rooms and various function suites which can hold up to 300 people, as well as over 7,000 m2 of gardens, 2 swimming pools, a tennis court and car park. It also offers room service, buffet breakfasts, a bar, laundry, and a fax service.

from €110
 

Just 200 metres from Calella de Palafrugell and 30 minutes from five golf courses, the Serra family run a welcoming hotel, the Garbí. A hotel where guests can swim in the heated swimming pool in the garden or relax in the jacuzzi in their room. And where they can enjoy refined Mediterranean cuisine.

from €101
 

Mas Salvi is found hidden in the protected green area of Carmany de Pals, in the heart of the Costa Brava. It is a restored 17th-century farmhouse which has been converted into a luxury hotel. Surrounded by 70.000 square metres of private woodland, Mas Salvi enjoys an incomparable natural setting.

from €280
 

In Hotel Sa Punta, surrounded by spacious gardens, terraces and two Swimming-pools, you will find our guest rooms, large and well decorated, and the Restaurant, which is well qualified in national and international guides.

from €126
 

La Costa Golf & Beach Resort is located in the heart of the Costa Brava, with direct access to the Golf de Pals and just a few metres from a long beach of sand dunes. Its 120 rooms provide rest and comfort with views over the spectacular swimming pool or the greens of the golf course. A carefully chosen gastronomic offer throughout the complex, its installations for conventions and special events, together with a broad offer of sporting and leisure time activities make this hotel a unique resort in the Baix Empordà region.

from €182
 
 

Créditos de las fotos: ale (aiguablava, portada), frodeturer (Llafranc), Jordi Marsol (cala foradada), Miquel Fabre (Calella), oscar & alexandra (Aiguablava), hans porochelt (Begur), eLjeProks (Sa Tuna).

Find us in

Are you a blogger?

Want to be a member?

X
join Costa Brava Hotels
X
Sign in
If you do not have an account, you can create a click here.
X
Recover password
We have received your request If the provided account exists then we will resend an email with your new password